Entrevista con DREAD MAR- I antes de su desembarco en el Gran Rex.

DREAD MAR –I, la promesa más reciente del reggae local que en pocos días presentará su cuarto y último disco ‘VIVI EN DO’’ nada más ni nada menos que con dos noches únicas en el Teatro Gran Rex de la ciudad de Buenos Aires, habla en esta nota acerca de cómo hace un artista que trabaja por su cuenta para salir adelante solo y llegar al corazón de la gente.

(Por Cecilia Guigues)

Convertido en uno de los referentes del nuevo reggae argentino, DREAD MAR – I junto a su banda Los Guerreros del Rey es uno de los fenómenos del género con más proyección dentro de la escena que llegó a ganarse el cariño y el reconocimiento del público poniendo lo que hay que poner. Trabajando como artista independiente supo llegar y conquistar a su gente, le dijo ‘no’ a importantes compañías disqueras para editar por su cuenta a sus últimos dos trabajos discográficos, y ahora se planta frente a un horizonte sin límites de la mano de su nuevo disco ‘VIVI EN DO’, al que presentará oficialmente los días jueves 15 y sábado 17 de abril en el Teatro Gran Rex (Av. Corrientes 857, Ciudad de Buenos Aires)

-¿Cómo hace un artista que trabaja y hace todo de manera independiente para llegar cada vez a más gente?

Es trabajo, y mucho. Es decir, como no hay nadie que se mueva por vos, el que se tiene que mover sos vos. No hay que esperar, hay que hacer. Nadie va a ir a tu casa a golpearte la puerta para decirte ‘’esto es para vos’’, por lo menos a mí eso no me pasó. Si te gusta la música tenés que tocar, nadie te puede parar. La perseverancia y el trabajo es lo que te hace crecer en lo que sea que hagas en cualquier ámbito, no sólo en la música. Si tenés una empresa, te levantás todos los días, vas, venís, buscas cosas nuevas… Ese esfuerzo se recompensa, yo creo que funciona así.

-Hoy en día hay muchas bandas, muchas se mueven pero por ahí hay algunas que se hacen escuchar más que otras ¿Por qué creés que pasa eso?

Yo pienso que los artistas que empiezan a hacer las cosas bien se empiezan a notar. Por ejemplo, yo ahora estoy escuchando mucho a Lisandro Aristimuño que es un artista que hace música más bien indie y acústica y que por ahí no tiene mucho que ver con lo que yo hago, pero veo que es alguien que va a llegar re lejos porque trabaja bien, sabe bien lo que hace y se ocupa mucho de su música y sus canciones son muy buenas. A mi me parece que se trata de eso. Y además pasa por el hecho de confiar en lo que vos hacés y en saber que eso es tu vida. Para mí eso no falla, no hay error. O sea, si a las cosas vos le ponés el 50 % que le tenés que poner, no va a fallar. Pero si en lugar de ponerle ese 50 %, le pusiste el 30 y después te preguntás ‘¿En qué fallé?’… Y bueno, eso está en cada uno. Tenés que trabajar, te tenés que mover, tocar mucho, hay que ser inquieto, si te invitan a tocar tenés que ir. Tenés que hacer cosas, después todo ese esfuerzo se transforma en un logro.

-¿Cuándo empezaste también tenías eso en mente?

Esas cosas uno las piensa recién ahora que tiene una especie de madurez en lo que hace. Cuando yo empecé lo único que sabía era que me gustaba la música y que quería cantar y nada más. Lo que hago ahora lo amaba y lo sigo amando, no se me fue de la cabeza. Sé donde quiero ir y por qué quiero ir para ese lado. Antes era muy inocente con el negocio, en pensar que la música era tocar nada más. Antes era así, vivir como en un sueño, juntarse con amigos a tocar, a ensayar y nada más. Pero tomarse las cosas en serio también implica obligaciones cotidianas de lo que hay que hacer, asuntos legales, compromisos y un montón de cosas que hacen que todo se torne más trabajo que antes.

-¿Es cierto que un sello importante te hizo una propuesta importante y la rechazaste?

Sí. me ofrecieron y yo les pedí otra cosa que no me pudieron dar entonces decidí que no, por eso saqué mi disco solo, que fue AMOR-ES. De esa manera me fue bien asi que por eso también saqué solo a VIVI-EN-DO. Es que yo me pongo a pensar: por un lado está el dinero que me pueden llegar a dar y por otro está mi libertad. Y yo siempre voy a elegir mi libertad, que nadie te diga donde tenés que ir a tocar y lo que tenés que hacer. Ojo, también hay contratos con sellos discográficos en donde según qué clase de artista sos, vos dispones qué hacer y qué no hacer. Pero para eso ya tenés que estar en un nivel mucho más elevado para poder mandar dentro de una compañía, porque la discográfica sabe que de todos modos arreglando con vos todo lo que pidas, ellos van a ganar y la van a pasar bien igual que vos. Yo no estoy con la bandera de ‘’tenés que ser independiente, todos seamos independientes… No’’ Yo tuve una experiencia hace ya un tiempo con una compañía y me pareció que lo mejor para mí era otra cosa. No tengo nada contra el sistema ni contra nada, vivo en este mundo y rodeado de cosas con las que hay que lidiar. Si querés salir del sistema tenés que irte, y eso es aislarte... es otra vida, otra cosa. Sé que ahora me hace bien manejar y hacer las cosas yo. El día en que ya no las pueda hacer... bueno, por ahí delego.

 

Últimas noticias de Información General